miércoles, 26 de mayo de 2010

En archivo: Guillermo Saccomanno. "El oficinista"

"Nuestros gobiernos se han dejado sodomizar por el FMI"
El Premio Biblioteca Breve 2010, El oficinista, es una obra inquietante, oscura, el protagonista está construido a manera de Frankestein con trozos de Kafka, Gogol o Dostoiewsky, y el escenario y el tiempo enclavados en un espacio distópico remiten a Ballard o Phillip K. Dick; ambos tratamientos no son más que fruto de la observación de nuestro tiempo. Una novela que nos recuerda que las cosas en el mundo no van bien y que la inseguridad laboral, la suplantación de los principios por las reglas del mercado, el descrédito de la clase política y la indiferencia ciudadana abren una profunda herida en la condición humana, volviéndola abyecta y miserable. Una prosa como una navaja oxidada, que recrea una historia y unos personajes que cuesta olvidar, un mundo que no está tan lejos del que vemos por nuestra ventana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios han de hacerse a título personal y con dirección de email. No se permiten comentarios de anónimos.